insurance_112insurance1

 

 

\

Salud

Hogar

Incendios

Vida

 

El “seguro” de las buenas nuevas

Salud

Hoy día, el precio de los servicios sanitarios es asombrosamente elevado, como los precios de los seguros de salud. ¿Sabes de algún médico que pueda afirmar rotundamente que “puede curar todas tus enfermedades”?

“Mas él fue herido por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados. Por darnos la paz, cayó sobre él el castigo, y por sus llagas fuimos nosotros curados.” Isaías 53:5

Hogar

Aseguramos nuestras casas para protegernos frente a cualquier tipo de daño, robos o intrusión. Aun así, ninguna reja puesta en ventanas y puertas, ninguna alarma anti-robo ni ninguna patrulla de barrio pueden garantizar a los propietarios seguridad ni tranquilidad alguna.

“No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.” (Juan 14: 1, 2

Incendios

El fuego consume las casas y posesiones preciadas; algo que es irremplazable. Pero en la eternidad hay un fuego que estará por siempre encendido. ¿Tienes algún seguro para protegerte de él?

“El vencedor heredará todas las cosas, y yo seré su Dios y él será mi hijo.  Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.” Apocalipsis 21:7,8

Vida

Mucha gente se gasta miles de dólares en pagar seguros de vida pero, ¿quién se beneficia realmente de ello? ¿Qué valor tendrá para ti, si ya estarás muerto?

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna.” Juan 3:16

Condiciones del seguro

  1. Comprende que eres un pecador:

“Por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios.” Romanos 3:23

“Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros.”   1 Juan 1:8

  1. Entiende que la condena para el pecado es el infierno:

“Los malos serán trasladados al infierno, todas las naciones que se olvidan de Dios.”   Salmo 9:17

  1. Entiende que no puedes salvarte a ti mismo por tus propios esfuerzos:

“todas nuestras justicias como trapo de inmundicia;”   Isaías 64:6

  1. Arrepiéntete y obedece a Dios:

“Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan.” Hechos 17:30

  1. Cree en Jesucristo como tu Salvador:

“Porque tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna.” Juan 3:16

  1. Confiesa tus pecados a Dios:

“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.” 1ª Juan 1:9

  1. Recibe el bautismo del agua y del Espíritu Santo:

“Arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo.” Hechos 2:38

  1. Vive el Evangelio:

“Sed hacedores de la palabra y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.” Santiago 1:22

Términos y condiciones del contrato

Este contrato se firma y seguirá en vigor para toda la eternidad. Ninguna cantidad de dinero ni de buenas obras podrá pagar este seguro, PUES el precio YA lo pagó Jesucristo muriendo en la Cruz; Jesús YA pagó tanto la prima como el copago y el coaseguro. Esta póliza de seguro se entregará de forma libre y gratuita a todos, por Su Gracia (Efesios 2:8). Requiere de una fe inquebrantable en Cristo Jesús (Efesios 3:17).

 

You can find equivalent English tract @

Free All inclusive Insurance Policy